Los genitales masculinos son una parte del cuerpo tan importante como cualquier otra. Sin embargo, pocas veces se le presta la atención que se merece ¿Le dedicas suficiente tiempo y cuidado al músculo que te permite disfrutar de mayor placer? Te presentamos 4 importantes consejos para la salud del pene.

Aunque no lo hayas considerado hasta ahora y no siempre hables abiertamente de ello, tu necesita un trato especial para garantizar su bienestar, atención y funcionalidad.

No lo tomes como algo que debes chequear una vez al año, considera que estos consejos deben formar parte de tu día a día para que el funcionamiento sea el correcto y sus capacidades no mermen.

Higiene.

Mantener un aseo en las zonas íntimas es imprescindible para garantizar la salud de tu pene, además de permitirte estar atento ante.

¿Cómo hacerlo?

  • Lávalo, al menos, una vez al día.
  • Siempre debes usar agua y jabón neutro, aunque es importante no abusar para no alterar el de la sensible piel que lo cubre.
  • Retrae el prepucio con suma suavidad y deja que le caiga agua de forma abundante.
  • Sécalo bien para evitar que la humedad genere infecciones por hongos.

Alimentación

Una buena dieta promueve el funcionamiento de tu pene y ayuda a prevenir enfermedades, además de mejorar la calidad de los 

¿Qué consumir?

  • La granada combate la disfunción eréctil y aumenta la cantidad de esperma en el semen, lo que mejora la vida sexual.
  • La sandía tiene alto contenido de citrulina que relaja los vasos sanguíneos y aumenta la producción de óxido nítrico, un gas fundamental para que se produzca la erección.
  • Las lentejas son ricas en folato lo que reduce en 30 % el número de espermatozoides defectuosos por causas genéticas.
  • El brócoli y el tomate incrementan la actividad del licopeno, una sustancia antitumoral que reduce el riesgo de padecer cáncer de próstata.

Ejercicios para la salud del pene.

La práctica de una actividad física moderada reduce significativamente el riesgo de disfunción eréctil y la  además de mejorar el desempeño y rendimiento sexuales, debido a que está conformado por tejidos musculosos.
¿Cómo hacerlos?
• Primero suaviza bien tu pene con un lubricante, preferiblemente, a base de agua.
• Después toma tu pene con los dedos e índice de tu mano como haciendo la señal del “OK”.
• Con una presión firme y lenta comienza a realizar movimientos hacia el glande suficientemente fuertes para desplazar la sangre.
• Cada pasada puede tomar entre 2 o 3 segundos o entre 5 y 10 segundos si quieres trabajar el grosor.
• Por último repite las pasadas hasta alcanzar una sesión completa de 20 minutos.
También, es importante que tengas una vida sexual activa, pues la inactividad atrofia y la fibra muscular pierde elasticidad. Sin embargo, evita movimientos acrobáticos y posiciones donde puede haber traumatismos en el pene.
Atención médica
Estar al tanto de los tratamientos médicos para prevenir enfermedades o tratar las existentes es fundamental para garantizar la salud de tu pene.
¿Qué hacer?
• Aplícate la vacuna contra el  a fin de prevenir su contagio y la aparición de verrugas genitales.
• Debes ser sexualmente responsable, así que, si no mantienes una relación mutuamente monógama usa condones para prevenir infecciones de transmisión sexual.
• Hazte exámenes para mantener controlados el colesterol, el peso, el azúcar y la presión arterial.
• Realízate chequeos rutinarios con un urólogo para contar con una mayor conciencia de la condición de tu pene.
• Si consideras que la calidad de tus erecciones ha bajado, la visita al especialista debe ser totalmente inmediata.
Problemas del peneTe Puede Interesar